En medio de esta grave situación y como empresa socialmente comprometida, estaremos más que encantados en  aportar nuestro pequeño “granito de arena” en forma de ayuda -especialmente para el personal sanitario y gente que tiene que salir a trabajar para abastecernos de servicios de necesidad básica- que de forma absolutamente altruista está poniendo en riesgo su salud para cuidar la del conjunto de los ciudadanos. 

De la mano de IMPLASER, con nuestros equipos de I+D y unas pequeñas adaptaciones en nuestros equipamientos, hemos desarrollado este sencillo -pero eficaz- modelo de pantalla de protección facial que -esperemos- ayude a ralentizar y (ojalá paralizar!) la vertiginosa velocidad de contagio del COVID-19. El día de ayer las probamos con personal del hospital Miguel Servet y una vez comprobada su funcionamiento hemos entregado la primera tirada. Si alguna empresa está interesada en los planos de esta pieza con mucho gusto los facilitaremos.

También disponemos de material para hacer mascarillas de tela, semi terminadas. Si queréis unirse en a esta causa podéis hacerlo. Estas mascarillas serán destinadas a trabajadores de comercios en general que no disponen de EPIS. 

No es esta la actividad a la que nos dedicamos habitualmente, pero en “tiempos de guerra” todos debemos arrimar el hombro y desde CONVERZAR lo hacemos con mucho gusto. 

En principio esto se trata de una donación, pero si la necesidad demandase de más apoyo por nuestra parte, podríamos modificar nuestras líneas productivas con el fin de ayudar a paliar esta crisis sanitaria y social. Ahora -más que nunca-  debemos de estar todos juntos para vencer a este poderoso e invisible enemigo.