MODOS DE FALLO DE LOS ADHESIVOS

El dominio de los diversos tipos de fallo o roturas que se pueden producir en una unión adhesiva, junto al detallado análisis de las mismas nos permiten detectar el origen de los defectos adhesivos para poder ofrecer la mejor solución de acuerdo a los requerimientos específicos de cada cliente.

Es importante definir y comprender previamente los conceptos de tensión de rotura teórica y real:

  • La tensión de rotura teórica es aquella fuerza máxima por unidad de área que soporta el adhesivo.

  • La tensión de rotura real es la fuerza máxima por unidad de área en la cual se ha producido una fractura en cualquier zona de la unión adhesivada.

El mecanismo de unión adhesiva esta relacionado con la fuerza de unión entre el sustrato y el adhesivo (adhesión) y de las fuerzas internas del adhesivo (cohesión).

La principal función de la unión es transmitir una carga externa a los miembros estructurales. Si la unión no es capaz de repartir la carga adecuadamente se producirán daños que traen como consecuencia fallos en las uniones adhesivas.

Estos daños pueden ser producidos por adhesión o por cohesión como:

  • Tratamiento inadecuado de las superficies a unir
  • Falta de cohesión del adhesivo debido a una mezcla inadecuada
  • Un curado inapropiado que no haya alcanzado las propiedades mecánicas esperadas.
  • Fallo de un elemento estructural: porosidad, huecos y grietas.
  • Fallo en el proceso de fabricación.
  • Fallo por reacción química entre el adhesivo y sustrato.

Los modos de fallo pueden resumirse a:

  • Fallo adhesivo. Fallo de unión de las interfaces entre el sustrato y adhesivo.
  • Fallo cohesivo. Cuando la fractura esta en el adhesivo, rompiendo las fuerzas de cohesión del mismo.
  • Fallo de sustrato. En algunos casos se quiebra el sustrato antes de unirlo.

fallo en adhesivos

Si te ha gustado este artículo podría interesarte: Las claves para una unión adhesiva perfecta

Si necesitas una solución adhesiva no dudes en contactar con nuestro equipo de profesionales