¿Por qué usar un troquelado?

No siempre cortar del rollo es más productivo y barato

El troquelado se refiere al corte que se lleva a cabo para dar la forma requerida a casi cualquier material mediante una máquina especial (troqueladora) y consta de un troquel con bordes cortantes para recortar por medio de presión a la forma requerida por el cliente. El troquel consiste en una matriz con mayor resistencia que las cuchillas, con el fin de que al ejercer la presión adecuada permita cortar el soporte a las exigencias requeridas de la aplicación a trabajar.

LOS DOS TIPOS BÁSICOS DE TROQUELADOS:

  • Troquel plano. Su perfil es plano y la base contra la que actúa es metálica. Su movimiento es perpendicular a la plancha consiguiendo así una gran precisión en el corte. Este troquel, se acostumbra a utilizar para series pequeñas.
  • Troquel rotativo. El troquel es cilíndrico y la base opuesta está hecha con un material flexible. Al contrario que en el troquelado plano, el movimiento es continuo y el registro de corte es de menor precisión. Ello es debido a que la incidencia de las cuchillas sobre la plancha se realiza de forma oblicua a la misma. Este tipo de troquel, se utiliza para realizar grande series.

Con nuestros productos troquelados, podemos realizar un traje a medida a disposición del cliente partiendo desde cualquier soporte adhesivo ya sea doble o simple cara.

Ventajas del troquelado

  1. Reduce tiempos de fabricación
  2. Mejora la aplicación de las cintas adhesivas en los procesos
  3. Favorece la automatización
  4. Facilita el control de costes
  5. Repetitividad sin perjuicio de la calidad